BLOG

NUEVAS TECNOLOGÍAS

MARKETING

INGENIERÍA

Todos admitimos saber lo que significa la transformación digital pero cuando tratamos de explicarlo, nos cuesta identificar su concepto.

También sabemos lo que significa IoT (internet de las cosas) y el concepto Big Data y en definitiva el Industry 4.0. ¿Los sabríamos explicar con certeza y precisión?

El Rincón de Mariano:

Todos admitimos saber lo que significa la transformación digital pero cuando tratamos de explicarlo, nos cuesta identificar su concepto.

También sabemos lo que significa IoT (internet de las cosas) y el concepto Big Data y en definitiva el Industry 4.0. ¿Los sabríamos explicar con certeza y precisión?

Si hacemos memoria desde la máquina de vapor, vamos construyendo la historia siguiente con la revolución industrial y sus cadenas de montaje del mundo de la automoción de Ford. En el año 2000 entramos en la era de la información e internet. De empezar a viajar para informarnos en trenes lentos, siguiendo los trayectos en nuestro propio automóvil hasta internet; con él no es necesario viajar para saber y conocer. Hemos pasado de la opacidad de la información a tenerla a tiempo real.  

Ahora tenemos mucha información y nos viene estupendamente para estar al día y poder seguir estándolo en el futuro. Pero tenemos un gravísimo problema para tratar esa información que generamos: incrementa de datos nuestros dispositivos, que no utilizamos casi nunca.

En el mundo doméstico, es más  llevadera esta infinita acumulación de archivos pero en la empresa está haciendo auténticos estragos; detrás de una aplicación viene otra para estructurarla y poder navegar decentemente por ella pero esta última, tiene que ser nutrida y para ello, sale otra para hacerlo con precisión y así sucesivamente para manejar esa inmensa “mole” de datos.

La cultura a implementar en el concepto  Industry 4.0. Podemos tener infinitos datos, pero tengo que saber tratarlos. Aparece el imprescindible término de la heurística.

El  término, heurística, fue utilizado por Albert Einstein en la publicación sobre el efecto fotoeléctrico (1905). Obtuvo el premio Nobel en Física en el año 1921 y cuyo título traducido al idioma español es:

“Sobre un punto de vista heurístico concerniente a la producción y transformación de la luz

(Über einen die Erzeugung und Verwandlung des Lichtes betreffenden heuristischen Gesichtspunkt).

“Los métodos heurísticos operan con funciones conocidas, desarrollar con ellos, abre la puerta al objetivo real.”

(Estrategia de funcionamiento de Mítica Technology. MGL)

A continuación, como ejemplo del importante proceso de gestión de PLM (vida de producto), mostramos un esquema de los futuros PLM ligeros ( Plummar FP).

Esta imagen contiene Realidad Aumentada, para poder ver el contenido tienes que seguir los siguientes pasos: 

  1. En primer lugar, descargar la aplicación MiRA Realidad Aumentada accediendo a Google Play (Android) o App Store. (iOS).       
  2. Seguidamente enfocar con un dispositivo móvil a uno de los marcadores: Smartphone, Tablet (también webcam con pantalla). El contenido correspondiente será visualizado página a página. 

En el navegador superior se mantiene la maqueta virtual de un producto concreto como puede ser un automóvil, un tren o un avión. Los polígonos geométricos creados en esa maqueta no se pueden “mover” en su conjunto y mucho menos en dispositivos móviles. Toda esa inmensa y pesada maqueta virtual, va de proceso en proceso durante la vida del producto, aunque sea para dar instrucciones de roscar tornillos o montar una manguera eléctrica, de  pintar una chapa o mantener un Bogie (rueda de un tren).

En el navegador inferior, los polígonos geométricos, han sido optimizados y ya se pueden visualizar y mostrar en dispositivos móviles, no necesitamos workstation ni softwares costosos. Los contenidos solo se archivan en un solo servidor y los usuarios solo ven los contenidos pero no los pueden copiar y por lo tanto difundir y crear desperdicio.

Nos está costando mucho implementar esta cultura y convencer a nuestros interlocutores de que los datos, hay que tenerlos almacenados, pero solo usar los que dominemos y necesitemos y por tanto, nos interesen para gestionar o monitorizar los procesos necesarios de nuestra empresa o nuestra profesión.

Este es el concepto de la auténtica transformación digital: las nuevas tecnologías al servicio de la razón.    

MGL